Publicado Abril 12, 2022

¿CÓMO HACER LECHES VEGETALES?

A las bebidas vegetales, se les dice “leches”, pero en estricto rigor no lo son realmente, sino que bebidas hechas a partir de frutos secos, semillas, cereales o legumbres, ampliamente consumidas por veganos, vegetarianos o personas que no quieren consumir lácteos animales. Algunos de los beneficios de las bebidas vegetales: son más bajas en calorías, contienen un alto contenido de vitamina b, son más fáciles de digerir, ya que naturalmente no poseen lactosa y por supuesto, se pueden preparar en casa fácilmente. Si bien en el mercado existen cada vez más alternativas para comprarlas, prepararlas en casa te asegura el uso de ingredientes saludables y además un precio muchísimo más bajo por litro de leche. Dependiendo del ingrediente principal que ocupes, será el proceso para hacer tu bebida.

¿CÓMO HACER LECHES VEGETALES?

BEBIDA DE ALMENDRAS

 

INGREDIENTES PARA 1 LITRO DE LECHE

  • 1 taza de almendras (pueden ser con o sin hollejo)
  • 4 tazas de agua filtrada
  • 1 bolsa para hacer mermelada o un paño viejo
  • Opcional: 2 dátiles remojados y 1 cdta. de esencia de vainilla
  • Opcional: 1/8 cdta goma xantana (esto ayudará a que la bebida no se separe)

 

¿CÓMO HACER LECHE DE ALMENDRAS?

  1. Remojar las almendras toda la noche en agua.
  2. Retirar el agua y enjuagar.
  3. En la licuadora poner las almendras con las 4 tazas de agua y procesar. Si quieres que sea dulce: agregar los dátiles, la vainilla y la goma xantana en este momento.
  4. Pasar el líquido por el paño fino o bolsa de mermelada hasta escurrir todo el líquido.
  5. Poner la leche en un frasco de vidrio y mantener refrigerada.

 

TIPS

  1. La leche durará al menos una semana y media y es normal que se separe. Lo único que debes hacer es revolverla antes de utilizarla.
  2. Esta misma receta se puede realizar con castañas de cajú, maní o avellanas. Solo debes reemplazar las almendras por alguno de ellos.
  3. Guarda siempre la pulpa sobrante. Con ella puedes hacer harina de almendras. ¿Cómo? Simplemente debes prender el horno a 180°C, esparcir la pulpa en la bandeja del horno y hornearla por 10 minutos o hasta que se empiece a dorar. Retira la pulpa del horno, mete a la licuadora o la procesadora de alimentos y procesa por 1 minuto. Una vez fría, guárdala en un frasco para utilizarla en cualquier preparación.